La vida y la naturaleza de Dios – Las epístolas de Pedro

Semana 15 --- Ruego a los ancianos

Domingo --- Leer con oración: Gn 1:28; Hch 8:32; 1 P 2:23; 5:2-4; 1 Jn 2:13-14

“Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey” (1 P 5:2-3)

Ser ejemplos de la grey de Dios

En 1 Pedro 5:2a dice: "Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros". Apacentar no es simplemente pastorear y alimentar, pues cuando apacentamos debemos saber donde están los mejores pastos y la mejor agua. Un pastor no lleva a sus ovejas para salir de madrugada. Un pastor experimentado primeramente espera que nazca el sol para secar el rocío que hay en el pasto, porque si la oveja come el pasto húmedo le hará mal a su sistema digestivo. El pastor debe conocer lo que es mejor para las ovejas. No sólo debemos apacentarlas, sino también debemos pastorearlas, no por fuerza, sino espontáneamente, como Dios quiere. No por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto (v. 2b).

En el versículo 3 Pedro continua: "No como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey". En otras palabras, todos los ancianos deben ser las ovejas que van adelante. Si en un rebaño hay ovejas experimentadas, cuando éstas salgan no será necesario que el pastor haga mucho, pues hay una oveja que va adelante y conduce a las demás. Ella sabe donde están los mejores pastos y las mejores aguas y todas la siguen, porque ella ya probó de aquel pasto y de aquella agua.

Debemos ser ejemplos de la grey, como las ovejas que van adelante. Cuando el Señor Jesús fue ultrajado, cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, eso es ser una oveja que va adelante (2:23). Una oveja nunca se resiste, cuando el trasquilador la toma para trasquilarla, se queda muda delante de él (Hch 8:32). No se resiste aun cuando va ser sacrificada. Esa debe ser la actitud de las ovejas que van adelante, como ejemplos de la grey.

En el versículo 4 leemos: "Cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria". Cuando el Señor nos venga a juzgar en Su tribunal seremos aprobados y recibiremos la corona incorruptible de gloria. No todos serán ancianos, pero todos debemos anhelar tener los requisitos de un anciano. Cuando aparezca el Príncipe de los pastores, Él nos preguntará: "¿Dónde están las ovejas que estás guiando?". Entonces, las traeremos y seremos recompensados con la corona incorruptible de gloria. Este es el encargo de Pedro y su experiencia.

Además de las experiencias de Pablo y Pedro acerca del establecimiento de los ancianos, tenemos también la experiencia de Juan. En 1 Juan 2:13-14 leemos: "Os escribo a vosotros, padres, porque conocéis al que es desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os escribo a vosotros, hijitos, porque habéis conocido al Padre. Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno". Juan menciona un requisito muy importante para los ancianos: conocer al que es desde el principio. Por tanto, para ser ancianos adecuados los hermanos deben tener experiencias profundas con el Señor.

Necesitamos conocer a Dios y Su voluntad, dedicándonos a ella. Dios tiene una voluntad desde el principio y Su principal deseo desde que creo al hombre y a la mujer es este: "Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra" (Gn 1:28). Es necesario que conozcamos a Aquel que es desde el principio. Dios desea que Su voluntad se cumpla, por esa razón creó todo el universo y al hombre. Hoy la tierra está usurpada por Satanás, por eso necesitamos llenarla de personas regeneradas a fin de que Satanás, su administración y su gobierno sean eliminados para que finalmente, el Señor reine en todas las ciudades. ¡Alabado sea el Señor!

Punto Clave:

Apacentar y alimentar con amor

Su punto clave es:
Pregunta:

¿Cuál debe ser nuestra actitud para con los que están bajo nuestro cuidado?